04 noviembre 2011


La leja que tengo encima de la pantalla del ordenador, un espacio material a la altura di mis ojos, un lugar en donde se pierde y divaga la mirada: dos "besos de Judas", una polaroid de Ramón Gaya, una foto de Piluca, una cámara web, la última nota de trabajo de Luci, el reciente recuerdo del olvido...


4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Vives de recuerdos?

Murcia útil dijo...

No vivo de recuerdos, vivo con recuerdos.

Anónimo dijo...

Sin memoria no somos nada...

María dijo...

Ahí hay una preciosa mujer que no es un recuerdo, sino un enigmático presente.

Esas traiciones y muertos no conozco. Pero siempre están presentes en toda vida.

La cámara web no me interesa. Junto a los cd's, quizás sean una pérdida de tiempo.

¡Oye, que organizadicos tienes los recuerdos y los olvidos!