20 noviembre 2011


Y de repente los ves adultos, hombres con sus vidas independientes, con sus caminos particulares. Y analizas el porqué de esos caminos, aparentemente tan distanciados y tan azarosos, pero descubres que no es así, que "todo estaba escrito", que simplemente son lo que ya eran y que de forma natural no podían dejar de ser. Como también estaba escrito que ayer tarde volveríamos a reconocernos los tres, hermanados en ese mismo sentimiento común, que tampoco es nuestro sentimiento particular.
Le Bien Et Le Mal by Souad Massi on Grooveshark

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Dos guapos mocetones.

Anónimo dijo...

¡PRECIOSA ENTRADA!
Por todo... fotografía, música, texto,sensibilidad,técnica,ect....
Gracias por compartir
Un abrazo

Anónimo dijo...

Que yo sepa ellos no son minusválidos...!


Lucía.

Anónimo dijo...

Lucia ya se sabe, pero...¿donde está el sentido del humor...? jajaja

María dijo...

Yo les hubiera puesto las pegatinicas que llevo en la furgo para poner en los coches que aparcan indebidamente, pero discapacitadas de una u otra manera somos todas, ¿no?

Anónimo dijo...

Qué maravillosa imagen y, sobre todo, reflexión. Y yo que andaba distraído -como buen actor-, no me daba ni cuenta de lo que el director estaba tramando...
Gon

Anónimo dijo...

Desde que "colgastes" esta entrada y aireastes esos pensamientos al viento no puedo dejar de entrar y mirar ese precioso momento. Momento como tantos otros, que como dice Gon, se nos escapan, pero que permanecen en la quietud de nuestra alma.