01 mayo 2015


Bajábamos por la rampa del garaje a recoger el vehículo. Ella estaba allí parada mirando su móvil y seguramente esperaría una cita. La encuadré, le chisté y en el momento que su mirada se fijó en mi disparé mi cámara. Lo que sucedió después poco importa ante esta nueva vivisección de la vida. Antes de esta hubo infinitas, como tantas otras habrá después, pero a la imagen fotográfica no hay quien le quite su carácter de "asesino en serie" de la realidad: Siempre serán ayer, nacieron siendo ayer.

Yesterday by The Silver Beetles on Grooveshark

1 comentario:

Javier Sandoval dijo...

Eres un provocador, con dos cjnes.