12 mayo 2015


Mi madre, diecinueve años ya sin ella aunque uno sabe -y siente- que también es parte de ella, que la lleva dentro de sí como lleva en su ser toda una historia de gentes que le precedieron, de sus sonrisas, sus gustos, sus miedos... Y no sé para los demás, pero para mí, mi madre está ligada a la infancia, a aquel tiempo en el que todo estaba por descubrir y solo ella representaba la seguridad y la felicidad.

1 comentario:

Javier Sandoval dijo...

Que bien relatados esos sentimientos comunes.