06 noviembre 2015


Siempre me conmovieron los anocheceres, ese misterioso llegar de lo negro, del silencio, ese necesario descanso de todo, ese apagarte del mundo y solo dejar encendida la luz de lo vivido.

No hay comentarios: