26 junio 2017

Ante este repentino parón de Murciaútil, algún amigo me ha escrito para saber el por qué o por si me pasaba algo. Bueno, en realidad no me pasa nada grave, más allá de una inmensa nostalgia por algunos seres queridos, una obra interminable en mi casa y una pequeña intervención quirúrgica sobre mi modesta persona. Eso, claro, unido a un repentino hartazgo de tanta imagen, tanta comunicación y tanta superficialidad, mía, por supuesto. Volveré, porque ésta es también mi casa, pero necesito distanciarme un tiempo. Hasta pronto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenas tardes.

Yo te comprendo.

Reponte de la pequeña intervención, descansa, habla mucho por skype con ellos, y pronto retornará el deseo de seguir satisfaciendo a tus lectores.

Como dicen los ingleses; SEE YOU SOON.