24 junio 2022

No hace mucho, María Teresa Marín -directora del Museo Salzillo- identificaba como La Inmaculada de Salzillo un vaciado que tenía en casa y que en su día realizó Carmen Sánchez, hija de Sánchez Araciel. Esta Inmaculada fue destruida en 1931. Ayer, mientras ordenaba fotos antiguas de mi colección, me apareció esta fotografía a la albúmina. Al mandársela a María Teresa para ver si la reconocía me dijo que era La Dolorosa que hizo Salzillo para una iglesia de Hellín y que había desaparecido en 1937. Y claro, si por un lado de alegras del descubrimiento, por otro se te genera cierta desazón: ¿De dónde me vendrá a mi esta tendencia a comprar documentos y copias de las vírgenes  desaparecidas de Salzillo?
 

21 junio 2022

Rafael García Mira -mi amigo de la infancia en Vistabella- trabajando en el Archivo General de la Región de Murcia sobre un proyecto relativo a ese barrio murciano.
 

19 junio 2022

Este tipo de reflejos lumínicos, tan puntuales, tan teatrales, solo se producen en ese preciso lugar durante determinados días del año y bajo determinadas condiciones medioambientales, aunque, casi siempre, suelen venir acompañados de un movimiento oscilante -como si el foco del que proceden cimbrease con el viento-. Pero, ¿por qué ése reflejo llama mi atención y no otros? ¿Es la luz lo que me atrae, o es lo que ilumina? Si, acaso en esa especie de intrahistoria de la realidad, de lugares y de instantes aparentemente intrascendentes, sea desde donde nuestros sentimientos más originales se nos desvelan recurrentemente.
 

18 junio 2022

El lunes pasado el fotógrafo Iván Urquizar estuvo realizando una serie de "fotos al minuto" en el Archivo General de la Región de Murcia. Cuando llegué, estaba fotografiando a esta chica y tomé mis inevitables fotos/testimonio. No había duda, esas caras -entre hieráticas y atemporales-, tan significativas de ciertas imágenes del pasado, vienen condicionadas por las propias limitaciones del medio. Es decir, más que un retrato de la persona, son retratos del tiempo en que vivió.