01 noviembre 2008

LA SINRAZÓN DE LA VIDA


Enhorabuena por vuestro día, por vuestras flores, por vuestra soledad compartida, por vuestro luminoso ruido de huesos que se rozan. Aquí no estamos solos, simplemente no estamos, la soledad ya no nos incumbe, es algo vuestro, de vuestro tiempo, de vuestras normas, de vuestra carne viva y aterida; nosotros no estamos ni somos, sólo representamos vuestra conciencia, vuestra impotencia, vuestra efímera existencia de vivos; aquí no hay aquí, aquí no hay, aquí no, aquí..., y desde aquí pronto seréis lo que siempre habéis sido: ceguera del silencio, inmovilidad del tiempo, sinrazón de la vida...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Juan es bonita tu visión sobre la muerte pero no comparto su título. Me entristecen los cementerios, me gusta la naturaleza.La muerte no es distinta a la vida. Dices "Aqui no hay aquí", ¡si! aquí no hay miedo, no hay peligro, nos hemos soltado, entramos en otro estado, nos adentramos en lo desconocido y esa parte humana, física, no desea dar ese paso, nos asusta, pero cuando José nos habla de ese "cliente" que está en nuestra sala de espera y desea ser recibido, y nunca hay tiempo para él, nos habla de un "cliente" que si está preparado en todo momento para tomar en sus brazos ese terror, para acunarlo, arrullarlo acariciarlo y de ese modo introducirlo en el estado de la muerte, por eso es importante relacionarte con él, está en tu silencio, en "la ceguera del silencio".
Aqui estamos de visita, no para quedarnos, es nustra verdadera sala de espera, y eso no lo veo como una maldición, eso es un don de Dios. Cuando la abandonemos, dejaremos el pesado manto que supone el cuerpo físico, las limitaciones humanas, lo veo como un estado de luz, de paz, de libertad, ese es nuestro verdadero hogar, el que nuestro "cliente" conoce de cerca y al que quiere regresar y dejar la "sala de espera" hasta que sea necesario regresar para seguir aprendiendo. La muerte es una puerta giratoria.
Perdonar, me he extendido demasiado, pero queria dar otra visión de la muerte. Isa B.

Murcia útil dijo...

Isa, ya sabes que no creo, bueno, no es eso, es que veo más bonito -lógico- pensar en esa nada de nada, en ese ciego y sordo silencio perpetuo. En cualquier caso, una y otra postura no son más que pensamientos humanos, desde este otro lado.

Murcia útil dijo...

Ah, y sólo entiendo la vida si no tiene razones.

Anónimo dijo...

Pues yo no sé lo que ha pasado pero cuando ayer mañana abrí esta entrada y leí el comentario de JB, deduje que iba haber “tela” para cortar.
Solo leí un comentario y como no tenía el tiempo que el tema merece, me marché a Las Lomas, a nuestra convivencia de todos los años, pesando hacerlo a la tarde cuando volviera y la “cosa” estuviera ya mas “caliente”. Pero no, JB de Torquemada tenía el blog bloqueado bajo “inquisición” (jeje). Esta mañana no había nada. Pregunto y mira por donde aparecen solo 3 mensajes y no está entre ellos el 1º que había.
El de Isa B. (que yo esperaba seguro), allí estaba tan en comunión como siempre. Pero de los demás (que haberlos, estoy seguro que hubieron) nada de nada.
Bueno, pues ya no tiene sentido que yo responda pero como puedes imaginar no estoy de acuerdo contigo JB y creo que tienes una visión muy tenebrista de estos temas. Claro que bien mirado, luego tú serás le mas sorprendido y te diremos ¡¿Te das cuenta mendrugo cabezón?!. Mientras tanto... te lo estás perdiendo.
Un abrazo

Man
P.D. Además JB, en estos temas te armas unos líos dialécticos y semánticos gordísimos que no te aclaras ni tú ;)

Murcia útil dijo...

lo confieso, confieso que me armo líos, gordos y delgados, semánticos y geográficos, pero no acepto tener una visión tenebrista -como la foto, que no es mía-. Al contrario, cuando me agobio vitalmente siempre me refugio en una especie de paz fría y solitaria, de justicia última, de lejanía cósmica... En fin, que cada uno se busca sus propios paraísos, pero, insisto, estoy firmemente convencido que todo lo que podamos decir, soñar, sentir o contar viene y va al mismo sitio, AQUÍ.

Likuid dijo...

¿Hiciste tú esa foto?

Anónimo dijo...

Juan, la vida no tiene razones, pero si experiencias, las razones son de la mente, las experencias del corazón, por eso lo tienes tan grande y siempre en expansión.
Si crees en el vacio es por que has experimentado la pérdida de algo, el vacio no existe, al igual que la oscuridad es la ausencia de luz y la nada la negación del todo.
Tengo que decirte que lo que he expresado sobre la muerte es fé, y la fé no es algo intelectual, es un sentimiento.
Un beso. Isa B

Murcia útil dijo...

Isa, pero a mi me pasa lo mismo, tengo fe en que todo será silencio y olvido, eternidad indolora, ausencia, insustancialidad, nada

Murcia útil dijo...

Nacho, la foto no es mía, pero me gustó porque refleja muy bien la triste compañía de la muerte

Anónimo dijo...

Isa,me gusta mucho tu entrada, para mi tienes toda la razon,lastima que mi comentario de ayer desapareciera,pues tenia(aunque mas corto)la misma linea. Un beso. TOÑI