26 febrero 2009

SHOEFTI


En la entrada a La Alberca viniendo desde El Charco, sobre unos cables de alta tensión aparecen colgados tres pares de zapatos. Dicen que es el fenómeno Shoefti y que son marcas de territorio, pero sabe alguien en qué consiste excatamente y qué buscan.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo las veo todos los días al ir y venir del instituto. Estas no son las primeras que cuelgan. Son zapatillas de los que patinan, con la tabla, en las pistas que están al lado.
Esas zapatillas les han podido costar hasta 80€ o más, pero lo hacen por eso, para marcar su territorio. Y las cuelgan cuando ya se les asoman todos los dedos.
Seguramente, alguna de esas zapatillas será de amigos míos…

Lucía.

Anónimo dijo...

Ah!
Más alante, hay más, y hay hasta unos auriculares cogados también.

Reverendo Hoover dijo...

A mí la foto me recuerda a un pentagrama con sus notas colgadas. En Valencia también hay varias calles con este paisaje.

Anónimo dijo...

Hay que ser un especialista lanzando esas zapatillas, ahora llamados tenis, hacia arriba y que queden colgados del cable de A.T. casi de forma equilibrada.
Bien por la opinión del músico, de verdad parece una partitura pero de Requiem porque, supongo que en broma, dicen que cuando uno "cuelga los tenis" es que ya no le hacen falta porque va camino del cementerio.
!Que macabro!, pero eso dicen.

Anónimo dijo...

Yo también he visto en esa fotografia, un pentagrama.
Me parece curioso lo de colgar los zapatos para marcar su territorio, los animales se mean, jajaja, se guian mas por el olfato que por la vista.
Intuyo en estos movimientos necesidades ancestrales de protección y salvaguarda de identidad. El ser humano lo necesita actualmente pues se han perdido muchos roles sociales que te protegian en muchas circunstancias.
¡Me parece bien!

Anónimo dijo...

A mi me parece,de lo mas tonto.

Anónimo dijo...

Hubo un tiempo en que los chicos jóvenes nos destacábamos como héroes, entre otras cosas, por las gestas que hacíamos. Por ejemplo el pico de La Panocha no tiene un centímetro de su vertical que no esté escalado y que no esté bautizado con el nombre de una chica; el de la novieta de aquel que había abierto aquella vía de escalada. Igual pasaba en el valle del Leiva y en toda Sierra Espuña con zonas muy secretas de acampada. Igualmente nos batíamos en deportivos choques de futbol, o de baloncesto en los dos o tres campos que había en toda la ciudad; o disputábamos un partido en un solar poniendo los libros como porterías. O nos íbamos una peña (chicos y chicas) con las bicicletas y un transistor a alguna pinada próxima a merendar y pasar la tarde. O montábamos unos geniales guateques. O … Pero esto de tirar así los zapatos para que quede allí mi pobre y anónima constancia como triste trofeo… o hacer esos horribles grafitis (algunos muy valiosos y en sitios oportunos) Eso no lo veíamos.
Es sin duda una señal muy clara y alarmante de que hay unas lagunas en las escalas de valores de nuestros jóvenes que han quedado vacías o que se las hemos robado. El individualismo se manifiesta en sus propios juegos; la playstation; el monopatín; internet y demás, no fomenta el valor de equipo.
Este es un serio trabajo para los pedagogos, políticos, sociólogos… y para todos nosotros.
Yo los únicos zapatos que recuerdo que volaban eran de ante, azules para bailar

Man

Anónimo dijo...

Anoche vi una pelicula que se titula "LA OLA", alemana, basada en un caso real, me recordó mucho las imágenes que abrian Murcia Util, me gustó mucho, la recomiendo.

Anónimo dijo...

Pues yo aportaré algo nuevo. En el barrio donde estoy viviendo actualmente en Lima, hay un montón de imagenes como esta. Cuando vi las primeras, me impresionó porque lo primero que me vino a la cabeza es que podian ser de alguien a quien habian atropellado en ese lugar. No sé porque me vino esa macabra idea, será porque las avenidas están llenas de pequeñas hornacinas señalando lugares donde, sí que atropellaron a alguien en el caos circulatorio de esta ciudad. Las zapatillas me parecieron como otro tipo de homenaje. Dicho este "tonto" pensamiento os diré que no es así. Cuando encontré calles con varias zapatillas colgadas, pregunté porque estaban ahí. Me dijeron que aquí es un señal de donde se vende droga. Pero yo creo que también debe ser como una marca de territorialidad. Vamos,una meada en la farola. La verdad es que hay calles que son un cuadro de notas en el pentagrama.
Besos.

Elvira

El Dios Lanza dijo...

Efectivamente es porque se vende droga, igual que en Lo Campano donde hay una lucecilla venden tambien.

s2