09 marzo 2009

EL BESAPIÉS DE JESÚS



Algún día os mostraré la casa de Jesús, llena de imágenes. El pasado viernes montó en el garage de su casa el conocido Besapiés del primer viernes de marzo y allí estuvimos para verlo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

- ¿Una tradición de 4 años?- La religiosidad popular es siempre digna de estudio antropológico. Es evidente que Jesús- el dueño- no hace daño a nadie con sus imágenes de madera policromada;pero que triste me resulta ver cientos de generaciones y millones de personas creyendo en una religión basada en imaginería escenográfica,caras de sufrimiento y cielos sin cimientos.

Saludos.

Anónimo dijo...

Lo que más me gusta de esto es ver a Jesús, una de las personas más entrañables y más generosas que existe en el mundo. Estoy muy contenta de conocerlo y de ser su amiga. Me encantan sus churros, sus flanes de café, sus historias familiares, sus tradiciones , su tienda de lencería y sobre todo su alegría de vivir. Gracias Jesús.
Mónica Ballester.

Anónimo dijo...

¿Este Jesus, es el mismo que el dia 23 de Febrero, salia haciendo una paella y contando que su mujer se habia ido con otro?
!!Que polifacetico!!. ¿Sabes si ha visitado a algun "loquero"?.

papillon dijo...

Dios es un dios vivo no un trozo de madera al que se le puede quitar el polvo, besarle la policromía y que "habla" con la voz de nuestra conciencia.I eso se llama blasfemia desde siempre.

Anónimo dijo...

Este jesus es cojonudo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!.

TOÑI dijo...

Desde luego que solo con 4 años,no podemos hablar de tradicion,pero dejemos que pasen los años,a mi que Jesus tenga iniciativas de estas, me parecen bonito y para nada una blasfemia.

Anónimo dijo...

Bueno…. no conozco a este Jesús y sobre él no puedo opinar, pero, con el debido respeto, sin comparaciones odiosas y a años luz de distancia, y la verdad que no sé porqué, me acuerdo de mi amigo Antonio (no recuerdo el apellido) el dueño que fue de "La Granja".
Quienes lo han conocido, recordarán que en este lugar, tan delicioso e inigualable, se podía escuchar una música clásica maravillosa en directo y en un marco incomparable y una destacada ambientación “sacra”.
Recuerdo especialmente una semana de festividad de la Virgen del Carmen que presentó un concierto de música barroca interpretada por un cuarteto de cámara, situado sobre una tarima que cubría la mitad diagonal de una alberca cubierta con unas alfombras preciosas. En el agua flotaban unas cuantas velas y muchos pétalos de rosas. Sobre el piano un candelabro de velas y un tejido adamascado que caía hasta el agua. En el fondo un retablo barroco con la Virgen del Carmen. No cabía ni un mosquito más (yo estaba sentado en el suelo). Ni Visconti lo hubiera pensado mejor Fue un concierto memorable que aún conservo en mi memoria.
Antonio, también tenía esta “afición” santeril y de joven organizaba sus propias “liturgias” o “procesiones” en su Jumilla natal. Todo lo sacro, junto con su música, era su debilidad. La conversación con Antonio era en extremo culta, amable e interesante. Su trato amable y exquisito, y en ningún momento caía en lo vulgar o chabacano, al menos conmigo.
Después vinieron otras imitaciones, más o menos por la misma zona, pero… nó, que vá, ni punto de comparación.
Yo no considero que haya ninguna blasfemia ni me molesta este tipo de actuaciones, que estoy seguro que este buen hombre, Jesús, hace con todo el fervor y respeto que Dios le da a entender; como decía nuestra amiga SIM “hay gente pa to”.
Estoy seguro de que Jesús es un buen hombre y que debe ser un buen amigo.
Antonio, mientras estuvo aquí en Murcia, fue un buen amigo y en mi recuerdo sigue siéndolo.
De un buen amigo yo no me rio.
Buenas noches

Man