22 agosto 2010

Tomás Segovia en la azotea de su casa de Madrid. 27 de sept de 2008. Foto: JB


BALANZA

No cuesta nada este equilibrio ingrávido
Cuesta tan sólo concederle un rato
Darle un espacio de modesto tiempo
Donde alzar su balanza despojada

Hay que romper la avaricia del tiempo
Asomarse a su hora como a una ventana
Tomarse un tiempo para activamente
Dedicarse a dejar que todo esté en su sitio
Y en su sitio el que mira
Maravillosamente equilibrado

Pues soy yo
todo yo el que lo mira todo
Y soy yo al mismo tiempo
El que me quito todo yo de la mirada
Para que sea todo por sí mismo mirado

Y de este modo todo es para mí tan sólo
Y a la vez solamente para sí
Y el mundo y yo somos un rato la balanza
Para abrazarlo todo
Mundo y yo entre sus brazos.

28 jun 09

Tomás Segovia

1 comentario:

TOÑI dijo...

Tomás Segovia,siempre emociona y hace meditar.