08 septiembre 2010


Empezó a merodear y cayó seco de un primer golpe. Después he pensado que igual buscaba amistad, o darme consejo, y voy yo y me lo cargo sin más.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días.

Dale Carnegie tiene un libro que se titula "Cómo ganar amigos e influir en las personas", (y quizá sirva también para los mosquitos, jejeje.

ANÓNIMO

TOÑI dijo...

No te fies de los que merodean sobre todo si son mosquitos como es el caso,todos los que no vienen de frente.....peligro solo quieren nuestra sangre.

Anónimo dijo...

Los amigos no se ganan, eso suena a maniobra y al final ,igual que llegan se van. Carnegie no es santo de mi devoción, en las personas, no se debe influir y menos si no te lo piden, por eso acaban como acaban los mosquitos, el que se acerca sin permiso, siempre siempre algo quiere.

Jose.