17 octubre 2010


Gentes que no conoces; murmullo con ecos en la plaza; galas que te hacen pensar; hombres uniformados de azul y mujeres multicolores; mucha peluquería; alguien que te recuerda la pobreza; afeitados recientes; brillos en los zapatos que suenan a nuevo; simpatías que cortan, miradas y miradas; qué calor me da la chaqueta de invierno en un día como hoy; sonrisas escépticas; hambre fingida; una más y una menos. ¿Dónde estuve ayer?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Zapatos que hacen daño a casi todos. Estos eventos sirven como la fórmula 1, para probar cosas que luego se aplicarán en otras. Y luego, tras la comida, en vez de seguir conversando, que para mi es lo mejor de todos estos líos, a la gente le da por bailar de forma obligatoria. Lo dicho.Una mas y una menos.

Jose

TOÑI dijo...

En estas fechas no se puede poner una chaqueta de invierno para ir de boda,veo mucho traje largo en las señoras(Y fue por la mañana),gustos para todo,los unicos zapatos de la foto no me gustan.Bueno por lo menos si el final es feliz.............

Anónimo dijo...

una boda?en pleno siglo 21?y de alto postin?no creo.......por las galas de las señoras y zapatos de poca alcurnia la boda no era del murcianeo......en cualquier caso una boda.....y el mundo sigue girando y girando...a pesar de que algunas cosas sigan siendo cadadia mas absurdas.