25 noviembre 2010


Balcón del Museo Gaya. Qué pena que poden las jacarandás.

1 comentario:

TOÑI dijo...

Cuando podan las moreras en mi plaza,esos primeros dias son tristes.Me encanta abrir los balcones y ver todo verde,como si viviera en un jardin.