30 agosto 2011


Fotos, fotos, fotos, fotos y más fotos para recordar, para tener, para enseñar, pero cuanto más disparamos, menos tenemos, menos recordamos y menos enseñamos porque menos vemos.

6 comentarios:

María dijo...

¿Te estás flagelando de par de mañana?

¡A disfrutar!

Tod@s hacemos éso con mayor o menor intensidad. No sé para qué porque luego las pasamos la ordenador y en el peor de los casos desaparecen con un virus informático todas las fotos de la última década de nuestra vida. Tampoco entiendo por qué fotografiamos la fachada de Notre Dame o la catedral de Burgos! Si cualquier postal o imagen de la red estará mejor hecha!

¡Pobres diabl@s! Esa necesidad de permanecer, de pequeñas conquistas, de decir yo estuve ahí. Y no, Juan, la mayoría no estuvimos. La mayoría estaba perdiendo el tiempo pajareando con su cámara digital pensando en la vuelta...

Anónimo dijo...

El mejor recuerdo es el que guardas de por vida en tu cabeza, es el recuerdo verdaderamente importante. Pero las fotos te ayudan a recordar aquellos recuerdos.


Lucía.

Pedro López Martínez dijo...

Completamente de acuerdo.
En las celebraciones infantiles, de colegio, los papás se pasan el rato buscando posición para grabar con su cámara o hacer fotos, pero no "ven" en vivo y en directo lo que se supone que han ido a ver.
Despreciamos el presente convirtiéndolo en pasado inmediato, con la extraña fe de que ese gesto aliviará nuestro futuro con su compendio de nostalgias.

Salud, Juan!

Anónimo dijo...

Las mejoras fografias son las que al prestar atención no disparamos ningún mecanismo....solamente nuestra emoción.

Anónimo dijo...

Me ha encantado esta refrexión. Yo hace tiempo que decidí no hacer fotos en mis viajes o, al menos, hacer muy poquitas. Porque me dí cuenta de como dejaba de ver al mirar por el objetivo, como solo pensaba en lo que iban a ver los demás cuando se las enseñara y eso me dejaba a mí en un segundo lugar de ese viaje. No tiene sentido.
La mejor cámara del mundo: la retina. Aunque, a veces, la memoria se haga perezosa.

Pedro, me ha encantado tu reflexión.

Yo

María dijo...

Sí. Estais tod@s muy guap@s.

Yo.