12 abril 2024

No ha pasado aún ni una semana y ya, la sardina del "Entierro" ha sido olvidada. Es lo que tiene el efecto purificador del fuego. Sin embargo, a uno le sigue intrigando este giro artístico en una de las tradiciones más arraigadas de nuestro pueblo: ¿Por qué llamar a un artista en vez de a un artesano, como siempre? ¿Acaso es que da lo mismo uno que otro? ¿Acaso, para los organizadores, las sardinas de los artesanos eran arte y lo mismo da ocho que ochenta? ¿No será que en la actualidad el arte ha rebajado su listón hasta lo artesanal? Lo malo de esto, de este giro tan "cultural" por parte de los sardineros, es que han abierto las puertas al campo. A ver ahora quién impide que por allí metan sus garzas los gurúes de nuestro tiempo -ya saben, la generación más importante...- y un año de estos veamos arder un salero echando sal a los visitantes, algo así como una nueva performance que registrar para la reedición del famoso libro de ocurrencias. Menos mal que aún nos quedará el fuego.
 

11 abril 2024

Iván, el búlgaro gitano que se gana la vida -a su pesar- pidiendo limosna en la puerta de Los Apóstoles de nuestra catedral.
 

08 abril 2024

Si existe la protección de la cultura con la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), por qué no instaurar -o asociar- también el Bien de Interés Comercial (BIC).
 

07 abril 2024

Anochecer en la playa, al norte de La Española, lugar donde quedó varada la nao Santa Maria, de Cristóbal Colón, en la Navidad de 1492.