18 febrero 2009

LO PENSÉ COMO COSA EXTRAÑA


Me gustan mucho las vidas anónimas, pero, sobre todo, me gustan las vidas que saben sobrevivir.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora sí

Murcia útil dijo...

Pero si te das cuenta, saber vivir es también saber sobrevivir. En cualquier caso podía llevar al equívoco de que me gustan los "vividores". Gracias

Anónimo dijo...

y el café y los bares.

Murcia útil dijo...

Si, el café es mi droga, pero los bares mañaneros son mi espacio natural.

Anónimo dijo...

¿Qué diferencia hay entre una bar por la mañana y otro por la tarde-noche además de la evidente luz?
Aquí hay tema para explallarse.

Jose

Anónimo dijo...

Toda la fotografía está contando un historia humana única, irrepetible y fantástica. Y mucho más nos está diciendo a la luz de la hora en que está hecha.
Si fotografíar es "escribir con la luz" ¿no hay nadie que la pueda traducir a la palabra?

Man

Anónimo dijo...

Son otro lugar simplemente. Por la mañana se ven cutres, anónimos, pérdidos en individualidades que arrastran la noche y sufren lo que queda del día, sus tareas impuestas, sus desengaños y esperanzas frustradas. En cambio la tarde y la noche es agitada, movida , alegre o triste pero con vocación de despedida y alivio porque en definitiva ya pasó lo que tenía que pasar, el día se fue y ahí están los amigos, las parejas que se encuentran y se cuentan como fue y como será mañana. Así lo veo yo. Esa es la diferencia.

Anónimo dijo...

Según el anónimo anteror JB es un morador de ambientes cutres, anónimos y personaje individualista arrasrador de noches? jejeje

Anónimo dijo...

No siempre se ve lo que se mira.
En la mesa de enfrente habían tres personas; dos cortados y un café. En otra mesa, a espaldas de la cerveza, hay otra persona a la que la hora del día le es indiferente; posiblemente un jubilado. Ha estado observando como el bar se llenaba a la hora de los cortados de la mañana y como, 20 minutos más tarde, se quedó casi vacío. La gente retornó a sus quehaceres.
Cuando se levantaron, los dos cortados y una cerveza, dejaron al descubierto otro cortado y frente a él, un hombre al que tampoco parece importarle mucho la hora del día.
Él está pensando que está en el sitio equivocado. Tenía que estar trabajando y no está. Tenía que estar en su tierra y no está. Tenía que estar con su familia y no está. Mira por la ventana queriendo pedir ayuda a los suyos que están allá, en el infinito, donde él no está. Angustiado se está preguntando ¿Qué ha fallado? ¿Qué debo hacer?
Los dos cortados y la cerveza están en sus quehaceres. Pasaron por allí pero mirando…no vieron.
El hombre que está a espaldas de la cerveza, si lo ha mirado y ha visto y ha escrito esto, y aún mucho más, utilizando solo la luz.

Man

Anónimo dijo...

Bien venido Man, como siempre un placer leerte.Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Man: Aunque ya habiamos hablado por telefono y sabia que estabas mejor !!Como me alegra el volver a verte por aquí!!Bienvenido a MU
Un abrazo.
Ana

Anónimo dijo...

Soy el/la anónima. Antes que nada bienvenido a Man y me alegro de que estés bien.No se ha entendido lo dicho. No pienso que JB sea nada de esto. Opino de forma personal en cuanto a como veo yo, personalmente, los bares por la mañana y la diferencia que aprecio al ambiente por las noches . Por supuesto que cada cual lo ve a su manera y que no quiero trasmitir esa idea del anónimo que contesta a mi anónimo. Es más. entiendo que a un fotógrafo, un buscador de vida, le guste el ambiente o la gente que visita los bares por la mañana y por otro lado está la luz, que es inmejorable en relación a la tarde noche. Y otra cosa, se me olvidó poner mi nombre, no quería opinar anónimo. No queria malos entendidos
Faustina