19 febrero 2009

LO QUE LE PIDAS



El gitano rumano que anda estos días con su violín por el entorno de la Plaza de Santa Catalina. Parece buena persona, pero, vamos, sin comentarios. Lo que más me gusta de él es su falta de complejo para tocar el violín y cantar. Le pidas lo que le pidas te lo tararea, con ese fondo acuchillado y monótono de su instrumento. La versión del conocido Dgelem dgelem, no tiene desperdicio.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Admiro a esas personas, las veo como una imperfección perfecta.
Cuando caminamos pretendiendo ser perfectos se convierte en nuestro peor enemigo. Creemos que la perfección es un requisito imprescindible, pero no lo es. Me gusta la gente que se encuentra a gusto con sus imperfecciones, pero no complaciente con ellas. El equilibrio no nos llega rechazando, si no amando...
Por eso me gustas JB, no levantas barreras.

TOÑI dijo...

Yo pienso en todos ellos y me dan pena,ellos han fabricado y vendido la miseria,ellos han fabricado y vendido la soledad y la ingusticia.Pienso también en tantos que trabajan para la destrucción y no para construir,para ensuciar y no para ennoblecer.

Anónimo dijo...

Perdon, se me fué el dedo y puse una G en vez de una J. !No hay mayor injusticia que el verlo escrito!. Te hace daño a los ojos.

Anónimo dijo...

No se por qué me recuerda a alguien que realiza actuaciones cada fin de año tras las uvas, de dispares artistas, pero vamos, sin complejos, tambien parece buena persona el genares, aun que canta y baila como si lo acuchillaran.

Jose.

Reverendo Hoover dijo...

Enhorabuena también por tu blog y gracias por la visita. Buenas fotos, buena música y buenos comentarios. Aúpa Murcia.