08 noviembre 2010


Sentía envidia al mirarlos; ayer me habría gustado ser el cuarto amigo que se sentaba allí, con ellos, al borde del mar para hablar y tomar unas cervezas, pero mi personalidad, o mi vida, sólo me permitían contemplarlos a distancia, escondido tras la cámara, tras mi máscara.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo con un "buenos días", "¿qué tal está el agua hoy?" , o culquier otra chorrada de politesse, habría bastado para iniciar una conversación con ellos. Tú tienes una fuerte y gran personalidad que te avala eso y mucho más,no tienes que esconderte detrás de un objetivo, vas directamente sobre él e incluso puedes disparar. Pero bien pensado, los tres tienen la cabeza descapotable, ¿no te dice nada eso?, solo ellos, la playa , soledad........bah¡ seguro que no merecía la pena......

TOÑI dijo...

Con solo mirar la foto yo tambien siento algo de envidia,ese Mar Menor,esa palmera,lo comodos que se les nota a los tres.¿Cual seria el tema a tratar?.

Anónimo dijo...

Coñe, Toñi...

Anónimo dijo...

Coñe,Toñi...¿Porque?...no lo entiendo,me lo explicas...;)