18 septiembre 2011


Debe ser otra de las muchas obsesiones que últimanente se me producen, pero, esta mañana, desayunando en casa de mi suegra, tenía delante de mi a los mismísimos Cristiano Ronaldo y Leo Messi. Será por la edad, por la cabeza, o por la inmersión lingüistica, vaya usted a saber.

1 comentario:

María dijo...

¡Que dos componentes para un desayuno! Supongo que llega un momento en que se tiene que desayunar con bicarbonato. No sé.