24 enero 2017


Mi amiga y fotógrafa Ana Bernal. Como fotógrafa me gusta muchísimo porque tiene instinto para la imagen, tiene gusto, sabe ver y, sobre todo, le sobra ilusión para poder aprender y progresar. Como persona un encanto, un ser noble y valiente, natural. Un lujo de amistad.

1 comentario:

Luis dijo...

Una gran suerte poder rodearse de personas así. Son aquello que llaman "la sal de la tierra". Una buena amistad es el comienzo de tantas cosas.
Me encanta la foto que habla de trabajo, se superación de escalones como metas pequeñas que alcanzar. Un abrazo Juan